El mártir del Sacramento es uno de los tres autos sacramentales de sor Juana Inés de la Cruz, junto con El divino Narciso y El cetro de José. Sor Juana adapta en él la figura de san Hermenegildo, que construye con entera libertad dramática respecto de las fuentes históricas _a menudo opuestas en su valoración del príncipe visigodo_ y al que convierte en un héroe religioso centro de un complejo conjunto de ideas y sentimientos que reúne motivos del martirio, la vanitas, la reflexión sobre la fugacidad de las glorias mundanas, los conflictos políticos y familiares con el rey Leovigildo, el desengaño y la resignación a los designios divinos. La presente edición ofrece el texto más fiable hasta la fecha, acompañado de un completo aparato de notas y un estudio preliminar que intenta situar al auto en su marco genérico y facilitar la comprensión de los lectores de nuestros días, eludiendo las frecuentes fantasías críticas que han desviado a menudo la lectura de esta pieza.