La luna ilumina la choza rota es un testimonio profundamente doloroso, humano y valiente relatado en la voz de quien vio deshecha su vida y la de su familia en los laberintos de la injusticia y la impunidad. Estela García Ramírez es una mujer indígena y valerosa que salió de su ranchería de los Linares con un solo pensamiento en su corazón: encontrar justicia para su marido torturado y asesinado cruelmente por elementos de la policía judicial coludidos con caciques cobijados en la cobardía y la impunidad. De ser una mujer recién casada viviendo con su familia campesina, paso a convertirse en una luchadora de los derechos humanos. Su empeño y lucidez llevó su voz cruzar los mares para denunciar en la Organización de las Naciones Unidas, en Suiza, Dinamarca, Alemania, España y Washington el asesinato de su esposo Celerino Jiménez Almaraz, joven zapoteco, elegido en asamblea comunitaria como presidente municipal. La entrega de Celerino al servicio de su pueblo lo llevó a denunciar la tala de árboles y a exigir una radio comunitaria, una biblioteca, un hospital bien equipado, escuelas de estudios superiores y albergue para los estudiantes. Y esto le valió la muerte. La denuncia y el testimonio de Estela son actuales, lo ocurrido el 24 de abril de 1997, en la ranchería de los Linares, Oaxaca, está sucediendo en cualquier rincón de nuestra patria. Lo que es único en este caso es la lucha de una mujer enamorada convencida de que su marido y su familia merecen verdad, justicia y reparción.