Este libro contiene ocho escritos que sitúan a la fenomenología y la hermenéutica como dos filosofías en estrecha relación. La división del libro en dos secciones permite entender algunas dificultades de la fenomenología y la hermenéutica; al mismo tiempo, muestra una hermenéutica y una fenomenología viva. A diferencia de otras filosofías que han sido acontecimientos, o bien polémicas y, en otros casos, modas académicas, la fenomenología y la hermenéutica son filosofías con un carácter renovador.