A viejos problemas, como la gran proporción de personas sin acceso al agua ni al saneamiento, o el aumento de la tierra de riego y su productividad, se han sumado otro nuevos, como acuíferos sobreexplotados, exportación de agua a través del intercambio comercial de frutas y hortalizas, urbanización y prácticas agrícolas que afectan las reservas de los acuíferos, y la cada vez más pobre calidad de las aguas superficiales. En este libro se sugiere que el problema del agua tiene cuatro facetas interrelacionadas: provisión, y saneamiento, agua como insumo natural, contaminación de embalses y riesgos causados por fenómeno hidrometeorológicos extremos, como sequías e inundaciones. Problemas que agravan el cambio climático y que primero debemos frenar, para luego adaptarnos a las nuevas condiciones. Todo ello aderezado por los conflictos que suscita la búsqueda de soluciones. Desde lo local hasta lo global, solucionar estos problemas, así como las fallas del mercado y de administración del agua y de la preservación del medio natural, se ha vuelto una necesidad ineludible, inevitable e impostergable. El libro es un amplio recorrido por la temática del agua, un intento relativamente profundo y riguroso de mostrar la necesidad de enfrentar el enorme reto de mantener el recurso hídrico en México como el patrimonio que es. Aborda tres temas generales: futuros del agua, donde se identifican retos y oportunidades; la gestión del agua, con varios ejemplos en distintos contextos, y lo relacionado con los problemas de administración, con trabajos que sugieren soluciones normativas y técnico-operativas. Esta compilación es el resultado de invitar a expertos con el fin de imaginar posibles situaciones y escudriñar en la incertidumbre de un futuro del agua que está por llegar, si bien para algunos ya nos ha rebasado. Los autores son especialistas en sus temas, con imaginación transdisciplinaria y capacidad analítica, lo que garantiza la calidad de los trabajos aquí publicados.